PROSPERIDAD UNIVERSAL

    SIGNIFICADO DE LOS SIMBOLOS


       AGUA:

    En el Génesis, es donde se incuba el soplo de Dios, y, continuando con la Biblia, de la roca de Moisés brota como fuente de agua viva. Del costado de Cristo, como símbolo de vida eterna y purificación y, por el bautismo, crea al hombre nuevo. Pero también es símbolo de muerte: su desencadenamiento desordenado trae catástrofes y castigos: el Diluvio, el cierre del Mar Rojo, etc. Las aguas en calma son creación y las agitadas, destrucción.


                               COLUMNA

    En el Templo de Hércules en Tiro, una de las columnas era de oro y la otra de una piedra semipreciosa. En la tradición hebrea, las dos columnas del árbol epirota se denominan de la Misericordia y del Rigor, lo cual no deja de recordarnos el gancho y el látigo que portaban en sus manos los faraones egipcios con este mismo simbolismo de piedad y de disciplina para gobernar al pueblo.


     

          CORAZÓN

    Es el centro de la vida, voluntad e inteligencia.

     

    al estar el corazón en el punto central, está simbolizando al Ego que permanece en el centro de las distintas vidas dentro de la inmensa rueda de reencarnaciones a que se ve forzado por la necesidad de evolución para volver a sus orígenes.


         AGUILA

    En la Biblia se le atribuye a San Juan Evangelista, por la percepción directa de la luz intelectiva e inspiradora. PERO TAMBIÉN ES SÍMBOLO DE FORTALEZA


          AMARILLO

    El amarillo o el oro indican poder, asi que el emperador se envolvió a si mismo en riqueza, el emblema imperial.  
     

    El amarillo da un sentido de tolerancia, paciencia y sabiduría ganada de experiencias pasadas. Con mucha tolerancia, serás capaz de conseguir la mejor estima


     

          ANARANJADO

    Fusión de dos colores fundamentales, el rojo ligado a la acción y el amarillo ligado a la inteligencia, el naranja es un color activo, caliente, estimulador. Canaliza la actividad colectiva, la comunión de esfuerzos y el dinamismo constructivo. Es el color del trabajo que ensalza y dignifica la vida. Favorece el despertar de la actividad consciente y se puede asociar a todos los esfuerzos desarrollados con gran poder energético.


          ANILLO

    El anillo marca un lazo, alianza o voto. Su agujero central simboliza el lugar de paso de la influencia celestial, el soplo divino que sella el pacto. Es el hueco por el que pasa la energía que hace girar la rueda del destino, símbolo de potencia en manos de los poderosos y de legalidad si lleva impreso el sello que la autoriza.


     

    ARBOL

    En el sentido más amplio, el árbol representa la vida del cosmos en perpetua generación y evolución, pero sus significados más comunes son muchos: verticalidad, eje o centro del mundo, cariátide que une el cielo y la tierra, ciclicidad de los periodos estacionales, de la vida, muerte y regeneración. Está en comunicación con los cuatro elementos: el agua circula por su savia, la tierra se integra en su cuerpo a través de las raíces, el aire nutre sus hojas y el fuego brota de su frotamiento.

     

     

          ANTORCHA:

    Como expresión de la luz, se refiere al conocimiento sagrado y espiritual que ilumina las almas de los hombres sabios. Es el  fuego interior , desde la misteriosa civilización de los mayas hasta la poderosa Roma imperial, transmitido  A TODAS LAS CIVILIZACIONES


         AZUL

    El azul es otro color fundamental impregnado de magia. Es un rincón del infinito que se abre a la ventana de nuestra alma; el mar y el cielo fundidos en una misma dimensión de altura e inmensidad profunda. Es el Amor - Sabiduría plasmado en Energía - Vida, que simboliza por  excelencia el ideal femenino.


           COLORES

    Los llamados siete colores del arco iris son, aparte de un curioso y bello fenómeno, las diferentes radiaciones de que se compone la luz solar, por lo que, simbólicamente, y al igual que ésta, los colores representan la fuerza creadora de la energía cósmica a través de sus siete manifestaciones. El color es energía luminosa con diferentes longitudes de onda e intensidades relativas: esto lo descubrió Newton en 1.666, descomponiendo un rayo de sol a través de un prisma óptico en los colores del arco iris y volviéndolos luego a reunir formando nuevamente la luz blanca, lo cual, a nivel simbólico es muy significativo como representación gráfica de las energías creadoras, del inicio y final de los tiempos.


         CORONA

    Comparte los valores de la cabeza y los que la rebasan, el don venido de lo alto. Su forma circular indica la perfección. Cuando culmina en forma de domo indica una soberanía absoluta.

     

    Expresa elevación, poder e iluminación.

    Asimilan al que las lleva con la divinidad, porque captan las virtudes del cielo y del dios. Representan la estancia de los bienaventurados o de los muertos, y el estado espiritual de los iniciados. Símbolo de luz interior, que ilumina el alma de quien ha triunfado en el combate espiritual.

    Cristo aparece como soberano coronado como Dios. La corona del atleta victorioso se asimila en el cristianismo primitivo a un registro espiritual.


       COPA

    Recipiente redondeado, que puede llegar a veces a una semiesfera, la copa puede ser un hemisferio en estrecha relación con símbolos cósmicos, como el huevo.

     

    Así, el Grial es asociado progresivamente a la Pasión de Cristo, y se convierte a la vez en la copa de la última Cena

     

    Esta copa es a la vez un símbolo de salud espiritual y de ascensión hacia la santidad, puesto que aquellos que emprenden su búsqueda, tan sólo tendrán éxito si manifiestan una absoluta pureza de corazón.

     

    En la tradición cristiana, la copa se asocia al destino humano. El hombre recibe su destino, como el contenido de una copa, de la mano de Dios. Así, puede tratarse de una copa desbordante de bendiciones.


           CRUZ

    Tiene una función de síntesis y medida. Une en sí el cielo y la tierra, el tiempo y el espacio.

     

    cristiana ha enriquecido mucho el símbolo de la cruz al condensar en ella la historia de Cristo. Se utiliza para expresar la Pasión y su propia presencia. Se distinguen 4 clases: la tau sin cúspide, con cúspide y un travesaño, con cúspide y dos travesaños y con cúspide y tres travesaños.


               ESCUDO

    Es también, como la muralla, el símbolo de la frontera entre la persona que lo utiliza y el mundo que le circunda, o entre el portador y su adversario, ya que no se concibe fuera de un contexto de combate.

     

    En el cristianismo, Es la propia Fe,  el escudo más eficaz que puede portar el hombre para el combate espiritual


        ESFERA

    Tiene el mismo simbolismo que el círculo, lo es en el orden de los volúmenes. Da el relieve, la tercera dimensión a las significaciones del círculo y corresponde mejor a la experiencia percibida. En arquitectura aparece en la forma del cuadrilátero coronado por la esfera; generalmente se reduce a la semiesfera o al cuarto de esfera.

     

    La noción de esfera y de movimiento orbicular domina siempre y expresa la perfección.

     

    También representa al Universo.


        ESMERALDA

    Es la piedra de luz verde, lo que le concede a la vez una significación esotérica y un poder regenerador.

     

    En el Apocalipsis de San Juan Dios aparece "con un arco iris alrededor que es como una visión de esmeralda".

    El Grial está tallado en una enorme esmeralda.


              FUEGO

    Son los fuegos de los mundos terreno, intermedio y celeste, es decir el fuego ordinario, el rayo y el sol. Existen además el fuego de penetración o absorción . El fuego también es purificación.

     

    Los Tronos, en la Biblia, son ardientes, e invocan la etimología de la palabra "serafines" para declarar que estas inteligencias superiores son incandescentes, y revela la manera en que las inteligencias celestes se conforman a Dios.


          GRANADA

    La mística cristiana traspone el simbolismo al plano espiritual; granos de la granada el símbolo de las perfecciones divinas incontables a lo que se añade la redondez del fruto como expresión de la eternidad divina, y la dulzura del jugo como la del gozo del alma que ama y conoce.

     

    Es también símbolo de la propia Iglesia.


        LUNA

    Es símbolo de los ciclos biológicos: crece, decrece y desaparece, es el devenir, el nacimiento y la muerte. El mismo simbolismo vincula entre sí la luna, las aguas, la lluvia, la fecundidad, el destino después de la muerte y las ceremonias de iniciación.

     

    Produce la lluvia; es fuente y símbolo de fecundidad. Se asimila a las aguas primordiales, por lo que es receptáculo de los gérmenes del renacimiento cíclico, la copa que contiene el licor de la inmortalidad.

     

     

          MAR

    La Biblia las aguas primordiales, temibles. El mar,  es en la Biblia símbolo de la hostilidad de Dios: Ezequiel profetiza contra Tiro la subida de las aguas profundas.


         HIERRO

    Se toma como símbolo de robustez, de dureza, de obstinación, de rigor excesivo, de inflexibilidad.

    Tanto en la tradición bíblica como en la China antigua se opone al cobre o al bronce, como el metal vulgar al metal noble. La edad de hierro es la edad dura, el resultado de la solidificación cíclica.


         OLIVO

    Símbolo de paz y prosperidad, de sabiduría y de victoria. Su tronco agrietado y grueso, que aguanta impávido la dureza del clima invernal y los golpes recibidos en sus ramas por los vareadores, que hacen así caer la aceituna para recogerla del suelo, nos habla de resistencia y de generosidad al darles a cambio el dorado y rico fruto del aceite  representa la unción de Dios.


        PIEDRA

    La piedra es un símbolo del ser, de la cohesión y conformidad consigo mismo. Su dureza y duración impresionaron a los hombres desde siempre, quienes vieron en ella un símbolo de perennidad, frente a los cambios de lo biológico, sometido a las leyes continuas del nacimiento y la muerte. Dirigida hacia el cielo, fue siempre símbolo de comunicación entre el hombre y la divinidad.


     

       PUENTE

    El puente es lo que une y separa, lo que permite el paso de una a otra orilla y también la posibilidad de alcanzar otro estado, que va a quedar unido al anterior por ese vínculo que liga y encadena una etapa con otra, estableciendo también su separación entre ellas.


           ROJO

    El primer color del Arco Iris es tan terrorífico como atractivo. Es la pasión, la violencia, la agresividad, la codicia, la guerra. Pero es también acción y poder, realeza, el color de la sangre transmisora de vida que hace esencialmente iguales a todos los hombres, sean de la raza que sean; es la espada  refulgente de la voluntad y la rosa de la alquimia, como emblemas del amor y el sacrificio.


        VIOLETA

    Es un color de transición que da fin al ciclo de los colores visibles para despertar de nuevo a lo invisible, a la unidad de la luz primera, como un círculo que se cierra.

     

    Compuesto de la fusión del azul y el rojo, une la acción y la reflexión, modera el deseo e invita a la meditación serena, previa al mundo elevado de los sueños, al periodo de descanso necesario para recapacitar y poder volver de nuevo con una mejor preparación a comenzar otro ciclo.


         VERDE

    Es la fusión del azul, ligado al espacio o Materia Primordial, y el amarillo, el color de la luz, del Espíritu que la fecunda para generar una nueva Creación.

    Sus correspondencias son la esperanza, la paz, la naturaleza manifestada, el equilibrio, la salud y la plenitud terrestre. Su elemento es el agua, sus planetas Venus y Júpiter; la esmeralda entre las piedras preciosas y el pino entre todas las plantas.


    JADE

    Se forma en la tierra por efecto del rayo; esta fecundación cósmica es también imagen de la formación del Embrión del Inmortal para la alquimia interna.

    Los alquimistas dicen que el jade se forma en la matriz terrena por maduración lenta de un embrión de piedra, lo cual lo identifica con el oro. No se distingue de la piedra filosofal y es un símbolo de la inmortalidad.


            LAMPARA

    El simbolismo de la lámpara está ligado al de la emanación de la luz. El soporte de la luz y la luz son la manifestación de la lámpara. De ahí esa unidad entre una y otra, que se asemeja a la de la concentración y la sabiduría. La lámpara del método, dicen los tibetanos, permite descubrir la sabiduría. La luz, dice el esoterismo ismaelita, manifiesta la lámpara: ésta es a la vez Dios y Luz.  Es un objeto ritual frecuente: en Occidente es símbolo de la presencia real de Dios.


      LOTO

    Es símbolo de pureza, ya que surgiendo de las aguas estancadas no está manchada por ellas.

     

    Surgiendo de la oscuridad, se abre a plena luz: es el símbolo de la plenitud espiritual. Figura la manifestación, que irrumpe en la superficie como el huevo del mundo. El botón cerrado es la realización de las posibilidades contenidas en el germen inicial.

     

    También es el símbolo de la energía cósmica

     

           LUZ

    Aunque la luz del sol es la expresión de la potencia celeste, no aparece como algo inmutable.

     

    La luz es amor: en los primeros siglos de la Iglesia al bautismo se le llamaba iluminación.

    El Antiguo Testamento se distingue de las religiones vecinas porque rehúsa toda especulación sobre un Dios solar, lunar o estelar, opuesto a una potencia tenebrosa. Por eso se habla del día y de la luz, creaciones de Dios. El mismo Dios es la Luz. Cristo dice de Sí mismo: "Yo soy la luz del mundo". Los discípulos también deben serlo, convirtiéndose en reflejo de la luz de Cristo.


       ORO

    El oro es el rey de los metales y, por lo tanto, un símbolo de perfección y de cúspide, semejante al Sol en nuestra Galaxia por lo que tiene de brillo, luminosidad y pureza.

     

    Su color amarillo-luminoso le hace ser diferente y estar por encima del resto de los demás metales, que tienden a ser de color blanco-plateado. Esto unido a su indestructibilidad y belleza, motivó que las joyas más valiosas de la antigüedad se hicieran en oro y así hayan llegado hasta nosotros prácticamente intactas.

     

    Simbólicamente, el trabajo de los alquimistas consistía en devolverle al hombre sus poderes perdidos, u olvidados más bien al caer en la materia, y despertar su conciencia para sentir su verdadera esencia espiritual, acelerando así su evolución y consiguendo ser un "hombre de oro". Debía transformarse a sí mismo y lograr su transmutación siendo el operador de su propia obra y obteniendo del plomo de sus defectos el oro de sus virtudes.


        PLATA

    La plata, el llamado “Metal de la Luna” por los alquimistas, debido a la semejanza de su brillo blanquecino con la reina de la noche, es el metal símbolo de lo femenino por excelencia. Su color blanco y brillante le otorga un alto grado de reflexión.


           PUERTAS

    Últimos miembros

    Carmen GloriaJoseBereniceSnorpSkignhopManuel GomezErnestCib

    © 2014 PROSPERIDAD UNIVERSAL

    447782